23 de xan. de 2009

Alberto Martí vuelve a echar la vista al pasado

La parroquia de los padres capuchinos acoge hasta febrero una exposición de fotografías antiguas relacionadas con el barrio del Ensanche.


Óscar París
El blanco y el negro son colores que se pueden asociar perfectamente al veterano fotoperiodista Alberto Martí Villardefrancos, que durante los últimos años ha trabajado para mostrar a los coruñeses cómo era esta ciudad en el siglo XX. Ahora, parte de esas históricas imágenes se exhiben en la parroquia de los padres capuchinos, gracias a la iniciativa de la agrupación cultural Imolaindo, que preside José Luis Veleiro.

Este último admitió que se le ocurrió la idea de organizar esta muestra porque Alberto Martí forma parte del coro parroquial, «y no lo hace nada mal, y nunca falta a los ensayos», apuntó. Para realizar la selección de imágenes de esta exposición, se propusieron reunir aquellas que estuvieran relacionadas con la zona en la que se ubica esta iglesia, es decir, todo el entorno del Ensanche.

«Es una muestra pequeña, porque no tenemos demasiado sitio. Además, también tienen que compartir espacio con otra exposición de fotografías del concurso que organizamos cada año entre la gente que participa en los viajes de la parroquia», explicó Veleiro.

Pero eso no es todo, ya que en estas mismas dependencias también se exhiben dos grandes maquetas realizadas con conchas de la playa que reproducen la catedral de Milán, y la de la Sagrada Familia; con la peculiaridad de que esta última está finalizada, cuando en la realidad no es así.

El autor de estas dos creaciones es P. A. Bangueses, que cuenta con una decena de maquetas de catedrales, «que son verdaderas joyas. En esta de la Sagrada Familia se asesoró estudiando todos los bocetos de Gaudí y Berenguer», afirmó Veleiro, quien también explicó que Bangueses siempre se desplaza a distintas playas para conseguir aquellas conchas cuyo color mejor se asemeje a los edificios reales.

Ningún comentario:

Publicar un comentario